Disfruta de la vida.

Muy buenas,

Hoy iba un padre con su niño de la mano, este rodeo un charco grande que había, pero el niño saltó sobre este y empezó a reír.

El padre le llamó la atención y tiró de este bastante serio y quejándose.

¿Por qué no disfrutamos de la vida? Caminemos alegres, saltemos en los charcos, sintamos el aire fresco, nuestra prioridad debe ser estar feliz, juguetones y exageradamente vivos.

Todo lo mejor,
Tu amigo y coach Jesús Lara.

P.D. Me imagino la escena con el padre y el niño, los dos juntos, saltando en el charco, ¿no sería divertido y bonito? A veces, no nos damos cuenta y dejamos pasar momentos simples pero repletos de inolvidable felicidad.