La FE es un estado mental

Hola!

Es un placer estar continuando contigo esta serie de artículos en el blog donde estoy dando a conocer algunas de las partes más importantes (y que marcaron mi vida) del Libro "Piense y Hágase Rico" de Napoleon Hill.

El autor escribió un capítulo dedicado a la "FE", en este nos escribía lo siguiente:

"Durante todas las épocas, las religiones han exhortado a la humanidad en conflicto a “tener fe” en este o aquel dogma o credo, pero no han logrado explicar a las multitudes cómo tener fe. No han afirmado que “la fe es un estado mental que se puede inducir mediante la autosugestión”

* Texto sacado del libro "Piense y hágase rico" de Napoleon Hill para su estudio.

Muchas personas se sienten un poco perdidas con el tema de la FE, sobretodo cuando se salen de una religión y empiezan a estudiar este tipo de información. Y muchas otras personas no entienden este tema, pero la FE se puede incrementar, uno puede crecer en FE, uno puede incrementar la amplitud vibratoria de la FE. Y aquí nos está abriendo Hill la puerta a la clave de cómo eso se hace.

Nos está acercando al tema de la AUTOSUGESTIÓN, de involucrarnos con un concepto y autoadministrarlo de forma consciente a través de la repetición. Es como si nos autohipnotizaramos. 

¿Conoces la formula de la confianza en uno mismo que Napoleon Hill nos escribe en este libro? Te la comparto aquí:

PRIMERO.  Sé que tengo la capacidad de lograr el objeto de mi Propósito Definido en la vida; por lo tanto, exijo de mí mismo acción perseverante y continua hacia su consecución, y aquí y ahora prometo ejecutar tal acción.

SEGUNDO.  Comprendo que los pensamientos dominantes de mi mente se reproducirán en la acción física y exterior, y se transformarán gradualmente en la realidad física; por lo tanto, concentraré mis pensamientos durante treinta minutos diarios a la tarea de pensar en esa persona que tengo la intención de convertirme, creando en mi mente una clara imagen mental de esa persona.

TERCERO.  Sé que por medio del principio de la autosugestión, cualquier deseo que abrigue con perseverancia buscará expresarse a través de algunos medios prácticos para alcanzar el objeto que haya tras él; por lo tanto, dedicaré diez minutos diarios a exigir a mí mismo desarrollar la confianza en mí mismo.

CUARTO.  He escrito con claridad una descripción de mi Propósito Definido en la vida, y no dejaré de intentarlo hasta haber desarrollado la suficiente confianza en mí mismo para alcanzarlo.

QUINTO.  Soy plenamente consciente de que no hay riqueza o posición que dure mucho tiempo si no se construye sobre la base de la verdad y la justicia; por lo tanto, no me comprometeré con ninguna acción que no beneficie a todos a los que afecte. Tendré éxito en atraer a mí las fuerzas que deseo emplear, y la cooperación de otras personas. Induciré a otros a servirme debido a mi deseo de servir a los demás. Eliminaré el odio, la envidia, los celos, el egoísmo y el cinismo, al cultivar el amor por toda la humanidad, porque sé que una actitud negativa hacia los demás nunca me dará el éxito. Haré que los demás crean en mí porque creeré en ellos y en mí mismo.

Firmaré esta fórmula con mi nombre, la memorizaré y la repetiré en voz alta una vez al día, con la fe absoluta de que influirá gradualmente en mis pensamientos y acciones, para convertirme así en una persona autosuficiente y exitosa. Detrás de esta fórmula hay una ley de la naturaleza que ningún hombre ha podido explicar. Ha desconcertado a los científicos de todas las épocas. Los psicólogos la han llamado “la ley de autosugestión”.

* Texto sacado del libro "Piense y hágase rico" de Napoleon Hill para su estudio.

Esta es una de las partes más importantes de este libro, así que léelo con calma y a ser posible grábalo en tu mente, es algo que si practicas a diario estoy convencido que cambiará tu vida.

Pero volvamos al tema de la FE, si entras en armonía con estos principios, todo lo que hemos leído, habrá cosas que resuenen contigo y muchas veces te embarcaras en cosas que no tienes ni idea de cómo van a suceder y de repente surgen, suceden. Esto me ha sucedido a mí y eso seguro te va a empezar a suceder a ti también.

Esto no es instantáneo, algunas veces sí, pero la gran mayoría no. Hace unos días le explicaba a una persona que compró uno de los programas de La Academia del Pensamiento que “Hay un momento para sembrar y un momento para cosechar”. 

Y hay que entenderlo, hay  gente que da con el corazón pero como no ven al momento que les llegue una proporción de lo que dan se desaniman. Pero ojo, hay que dar con el corazón, si no lo das con el corazón y lo das como un canje o cambio por algo pues siento comunicarte que no sirve, esto no funciona así, es como si cortas el proceso, estas dando y no vas a recibir nada, porque no estás intercambiando nada, hay que dar con el corazón y fluir con este el amor, porque esto es el motor de todo esto, porque si no lo das con amor, no hay energía, no hay motor, es como si quisieras arrancar un coche y hacerlo funcionar sin el motor. 

Entonces, el amor es el motor, hay que hacerlo con el corazón, dar por dar, y hay una estación para sembrar y otra para cosechar, una para dar y otra para recibir, pero no funcionan las dos en la misma estación. 

Tenemos que entender esto y ser consciente, cuando siembres por un periodo determinado, simplemente por el hecho de dar de corazón, cuando llegue la estación de cosechar, créeme que te vas a sorprender, porque vendrá de todos los lados. Y te lo digo porque es algo que me sucede y quiero compartirlo contigo. Y lo que yo espero de ti es eso, lo que más quiero para ti es que te conviertas en una persona de dar, en una persona que no se va a cansar de recibir cosas buenas en sus vidas. 

Terminado el artículo, te invito a unirte al Grupo de WhatsApp del Club de la Prosperidad, es gratuito, has clic aquí para inscribirte.

Ahhh! Me olvidaba!! Cuando me envíes el mensaje no olvides escribirme tu nombre y país para agregarte a mi agenda. 

Espero darte la bienvenida al Club de la Prosperidad muy pronto.

Todo lo mejor,

Tu coach y amigo Jesús Lara.