Una decisión para tu vida.

Muy buenas,

Todos somos capaces de poder realizar nuestros sueños, mucho más de lo que pensamos o creemos.

Vemos que las decisiones juegan un papel muy importante porque te pueden traer alegrías o tristeza, pobreza o prosperidad, vida o muerte…

Hagamos ahora mismo algo importante para tu vida. Piensa en una decisión capaz de cambiar o mejorar la calidad de tu vida de forma inmediata. Estoy seguro de que alguna habrá y la estás postergando desde hace tiempo.

Yo por mi parte voy a llamar a un amigo con el que hace tiempo no hablo ni sé de él y ha sido una persona muy importante para mi vida. Pero no tienes que tomar esta misma decisión, puede ser tomar un curso que necesitas, leer un libro que sabes que te hará crecer, puede ser ayudar a una persona que necesita tu ayuda…

Recuerda que todas las decisiones tienen sus consecuencias, no tomarlas también.

Luego, si quieres puedes contestarme: ¿Qué decisión tomaste? ¿Cómo ha ido? ¿Qué efecto a largo plazo crees que tomará al haberlo puesto en práctica hoy mismo?

Todo lo mejor, 

Tu coach y amigo Jesús Lara.

no culpes a nadie sobre tus decisiones

Tres pasos para impulsarte.

Muy buenas,

Hay tres pasos que puedes tomar si necesitas coger impulso si lo realizas desde hoy (no dentro de un mes o un año). Estos son:

  1. Pasión. Escoge primero lo que te apasiona. 

Tienes que tomar decisiones sobre sueños u objetivos que te apasionen, sin el deseo ferviente, no tendrás esa energía que hace falta para despertar antes y acostarse más tarde para trabajar en ti.

  1. Convencimiento. Creer en ti es clave.

Imagina que tienes que saltar de una montaña a otra, tus piernas tiemblan y no crees que podrás llegar al otro lado. ¿Saltarías? Si crees que no puedes lo más probable es que no podrás. Miras al otro lado de la montaña, sonríes, sabes que has estado trabajando en ti, en tu parte interior y exterior, te ves celebrando haber saltado con éxito y haber llegado al pico de la montaña que deseabas. ¿Crees que saltarías ahora?

  1. Acción. Sin ella te conviertes en perdedor.

Si la idea está en la mente es que puedes llevarla al plano físico, pero para ello necesitas acción, no puedes quedarte viendo el otro lado de la montaña y decir: “Si hubiera saltado estaría allí”. Triste, ¿no?

Todo lo mejor, 

Tu coach y amigo Jesús Lara.

Tomamos decisiones!

Muy buenas,

Cuando vamos hacia nuestro sueño, nos ponemos a buscar aquellas acciones que ya realizamos y que consideramos importantes por el éxito que tuvo pero no nos fijamos en lo que logramos día a día porque quizás lo consideremos pequeño o insignificante. Esto es un gran error porque haber conseguido algo de forma "esporádica" o "puntual" no define realmente quiénes somos ni hacia dónde vamos.

Son nuestras decisiones diarias (y no las circunstancias del día a día) las que determinan nuestro destino.

Todos los días al levantarme escribo las tres tareas que puedo realizar ese día (con menor o mayor facilidad) para acercarme a mi objetivo.

Te recomiendo que hagas lo mismo, es un ejercicio de gran valor porque te pondrá en el hábito de ir hacia donde quieres llegar.

Todo lo mejor, 

Tu coach y amigo Jesús Lara.